Las enfermedades graves más comunes en los gatos

Publicado por en

Como cualquier ser vivo los felinos también pueden padecer diversas enfermedades, algunas más graves que otras. Resulta ser que en el caso de los gatos, la inmensa mayoría de estas enfermedades son causadas por distintos virus. Por suerte, con la prevención adecuada se pueden llegar a evitar muchas, pues para algunas ya existen vacunas.

 

A continuación vamos a comentar las enfermedades graves más comunes que padecen los felinos:

  • Leucemia felina: Se trata de una enfermedad vírica de los gatos producida por un oncovirus, es decir se trata de un tipo de cáncer, que se transmite por contacto con fluidos corporales.Por ejemplo: si comparten el arenero pueden entrar en contacto con la orina y las heces de otros gatos, una madre que amamanta a las crías si está infectada puede pasar el virus a través de la leche, entre más formas posibles de transmisión por contacto de fluidos. Esta enfermedad suele afectar más a gatitos pequeños y jóvenes. Es común en grandes colectivos de gatos como criaderos y colonias callejeras. Es una de las enfermedades más graves por su facilidad de transmisión y el alcance de los daños que causa, incluso la muerte. Se producen tumores en distintos órganos del cuerpo del felino afectado y presentan ganglios aumentados, anorexia, pérdida de peso, anemia y depresión entre más síntomas. La mejor forma de prevenir esta enfermedad viral es la vacunación y evitar que nuestro gato entre en contacto con posibles individuos ya enfermos.

  • Panleucopenia felina: Esta enfermedad felina es provocada por un parvovirus, que de alguna forma está relacionado con el parvovirus canino. Es conocida también como el moquillo felino, enteritis o gastroenteritis infecciosa. El contagio se da por contacto con fluidos corporales de un gato infectado. Sus síntomas más comunes son fiebre y más adelante hipotermia, vómitos, diarrea, depresión, debilidad, deshidratación, anorexia y al realizar análisis de sangre descubrimos una importante bajada de leucocitos y/o glóbulos blancos. Esta enfermedad vírica afecta de forma más grave a gatitos y gatos jóvenes. El tratamiento consiste básicamente en hidratación intravenosa y antibióticos entre más cosas necesarias según lo avanzada que esté la enfermedad y el estado del gato enfermo. Esta enfermedad es mortal y por eso debemos separar rápidamente a cualquier gato que sepamos que está enfermo de los demás que puedan seguir sanos. La prevención consiste en la vacunación y en evitar el contacto con otros gatos posiblemente ya enfermos.

  • Rinotraqueítis felina: En este caso el virus que provoca esta enfermedad es un herpesvirus. El virus se aloja en las vías respiratorias ocasionando infecciones en el sistema respiratorio. Entre un 45-50% de las enfermedades respiratorias en felinos son causadas por este virus. Afecta especialmente a los gatos jóvenes no vacunados. La sintomatología encuadra fiebre, estornudos, mucosidad nasal, conjuntivitis, lagrimeo e incluso úlceras en la córnea. Se contagia por contacto con fluidos como secreciones nasales y saliva. Esta enfermedad se puede prevenir con la vacunación adecuada. No existe un tratamiento específico para esta enfermedad por lo que se tratan sus síntomas. Los felinos que sanan se convierten en portadores pues ya no padecen los síntomas pero siguen alojando al virus y pueden contagiar a otros individuos. Lo mejor es la prevención con la vacunación.

  • Rinotraqueítis felina: En este caso el virus que provoca esta enfermedad es un herpesvirus. El virus se aloja en las vías respiratorias ocasionando infecciones en el sistema respiratorio. Entre un 45-50% de las enfermedades respiratorias en felinos son causadas por este virus. Afecta especialmente a los gatos jóvenes no vacunados. La sintomatología encuadra fiebre, estornudos, mucosidad nasal, conjuntivitis, lagrimeo e incluso úlceras en la córnea. Se contagia por contacto con fluidos como secreciones nasales y saliva. Esta enfermedad se puede prevenir con la vacunación adecuada. No existe un tratamiento específico para esta enfermedad por lo que se tratan sus síntomas. Los felinos que sanan se convierten en portadores pues ya no padecen los síntomas pero siguen alojando al virus y pueden contagiar a otros individuos. Lo mejor es la prevención con la vacunación.

  • Calicivirosis o calicivirus felino: Esta enfermedad vírica felina está causada por un picornavirus. La sintomatología incluye estornudos, fiebre, mucha salivación e incluso úlceras y ampollas en la boca y la lengua. Se trata de una enfermedad muy extendida con una alta morbilidad. Es causante de un 30% - 40% de los casos de infecciones respiratorias en los gatos. El animal afectado que consiga superar la enfermedad, quedará como portador de por vida y por lo tanto podrá contagiar esta enfermedad.

 

  • Neumonitis felina: Esta enfermedad la produce un microorganismo conocido como Chlamydia psittaci que produce una serie de infecciones conocidas como clamidiosis que se caracterizan en los gatos por rinitis y conjuntivitis. Estos microorganismos son parásitos intracelulares que se contagian por contacto directo con fluidos y secreciones corporales. No es una enfermedad por sí misma mortal, pero para evitar complicaciones las cuales sí que podrían acabar en muerte del felino debemos acudir cuanto antes al veterinario para empezar un tratamiento. La neumonitis felina, junto con la calicivrosis y la rinotraqueitis felina forman el conocido complejo respiratorio felino. Los síntomas de la neumonitis felina son lagrimeo excesivo, conjuntivitis, párpados enrojecidos y doloridos, la secreción ocular es abundante y puede ser amarillenta o verdosa, además se dan estornudos, fiebre, tos, mucosidad nasal y falta de apetito entre más síntomas. El tratamiento debe basarse en antibióticos además de limpiezas oculares con gotas especiales, descanso, dieta alta en carbohidratos y en caso de que fuera necesario fluidoterapia con suero. Como en la mayoría de las enfermedades la mejor prevención será mantener las vacunas al día y evitar el contacto con gatos que puedan padecer esta enfermedad y contagiarla.

  • Inmunodeficiencia felina: El virus que causa esta enfermedad es el lentivirus. Comúnmente conocemos esta enfermedad como el sida felino. Su transmisión suele suceder en peleas y durante la reproducción ya que se da por mordedura de un gato enfermo a otro. Afecta mucho a los gatos adultos no esterilizados. Los síntomas que nos harán sospechar de esta enfermedad son una depresión absoluta del sistema inmunitario y enfermedades secundarias oportunistas. Estas enfermedades secundarias suelen ser las que finalmente causan la muerte al gato afectado. Se está trabajando en encontrar una vacuna fiable, pero hay gatos que llegan a desarrollar resistencia a esta enfermedad por estar en contacto con gatos ya enfermos.

 

  • Peritonitis infecciosa: En este caso el virus que provoca la enfermedad es un coronavirus que afecta más a los ejemplares jóvenes y ocasionalmente a los mayores. Su contagio se da, sobre todo, a través de las heces de los gatos infectados y cuando un gato sano las olisquea el virus se introduce por las vías respiratorias. Se presenta más comúnmente en zonas con muchos gatos como protectoras, criaderos, colonias y otros lugares dónde se hallen gran número de felinos conviviendo. Los síntomas más notables son fiebre, anorexia, aumento del volumen del abdomen y acumulación de líquido en éste. Esto se debe a que el virus ataca a los glóbulos blancos provocando una inflamación en las membranas de las cavidades torácicas y abdominales. Si se da en la pleura, produce pleuritis y si afecta al peritoneo produce peritonitis. Existe vacunación contra esta enfermedad, pero una vez contraída no existe cura y es mortal, por ello mejor seguir los protocolos de vacunación y evitar así que nuestro gato pueda contraerla. Solo se puede administrar tratamiento sintomático de apoyo para aliviar los dolores y molestias que padece el gato. La mejor prevención es tener la vacunación al día, evitar situaciones que debiliten a nuestro gato y que le causen estrés y evitar que se relacione con gatos que puedan estar enfermos.

  • Rabia: Esta enfermedad que causa un virus está extendida en todo el mundo y se transmite entre diversas especies de mamíferos, incluidos los humanos, por lo que se trata de una zoonosis. Se contagia a través de la saliva inoculada con la mordedura de un animal infectado a otro. Por suerte está erradicada o al menos controlada en muchas zonas del mundo ya que existe vacunación fiable, siendo obligatoria en varios países.

 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados